3 claves para no tener problemas con tu seguro

 

En muchas ocasiones habrás oído a alguien cercano a ti quejarse de algún problema con su seguro, ya sea porque le excluyen un siniestro, no le pagan lo que considera que le tienen que pagar, no le cubre lo que pensaba que cubría cuando lo contrató…

 

Para evitar, en gran parte, los problemas que pueden surgir con tu seguro, te damos tres claves que son muy importantes antes de contratarlo, durante la vigencia del mismo y antes de renovarlo.

 

Estas tres claves son las siguientes:

 

1.No sólo te fijes en el precio

 

Aunque es fácil escribirlo es difícil hacerlo, ya que un altísimo porcentaje de personas es en lo único que se fija cuando va a contratar un seguro.

 

No obstante, esto es un grave error, ya que habitualmente si es más barato suele ser porque es de peor calidad.

 

En el caso de los seguros esta calidad se centra en las coberturas que ofrecen, es decir, serán peores seguros para lo que realmente necesitas, que es para que no sufras pérdidas económicas cuando tengas un siniestro, sobre todo si es grave.

En nuestro post “3 motivos por los que no contratar un seguro solo por el precio”, analizamos algunos de los problemas más habituales que pueden surgirte cuando sólo te fijas en el precio del seguro.

 

 

2.Haz tu propio cálculo de continente y contenido

 

Está bien que la compañía o tu mediador te den un cálculo predeterminado del continente y contenido que deberías contratar, no obstante es importante que conozcas que el responsable de los capitales contratados es el asegurado y/o tomador del seguro, por lo que no firmes hasta que hayas realizado tu propio cálculo.

 

Este cálculo en la gran mayoría de los casos, los asegurados no saben cómo realizarlo, motivo por el cual se fían de lo que el mediador o la compañía de seguros les dice.

 

Para que sepas como puedes hacerlo te aconsejamos que leas nuestros post “¿Continente o Contenido?”, “5 claves para asegurar el continente” y “5 claves para asegurar el contenido”.

 

Es cierto que para el continente, hay muchas compañías que, si aceptas la cantidad que ellos fijan, no te aplicarán la regla proporcional tras la ocurrencia de un siniestro, en el caso de que exista infraseguro.

 

En estos casos, consideramos aceptar el cálculo que realiza la compañía sobre el continente para evitar la aplicación de una posible regla proporcional. Si no tienes claro que es el infraseguro y la regla proporcional, puedes leer nuestro post “Infraseguro – Regla Proporcional”.

 

No obstante, si no tienes claro si el cálculo que has realizado es correcto, te aconsejamos contratar a un profesional independiente (sin relación con mediadores o compañías de seguros) para que te asesore.

 

En conclusión, si realizas un cálculo correcto de los capitales que tienes que contratar de continente y contenido, evitarás la aplicación de la regla proporcional, es decir, no tendrás pérdidas económicas tras un siniestro y tendrás menos problemas con tu seguro.

 

 

3.Una vez que lo hayas contratado no te olvides de tu seguro

 

Esto es algo que suele pasar muy a menudo, ya que una vez que firmamos el seguro pensamos que ya está todo hecho y nos podemos olvidar, sucediendo en muchos casos que se tiene firmado un seguro durante más de 10 años sin haberlo revisado, ya que al no haber hecho uso de él ni nos acordamos.

 

Olvidarte de tus seguros cuando los has firmado es muy peligroso, ya que puedes sufrir pérdidas económicas muy importantes tras un siniestro y además seguramente estés pagando de más por el seguro, al estar contratada habitualmente la revaloración automática de capitales que puede conllevar a producirse un sobreseguro.

 

No olvidarse del seguro y revisarlo cada dos años, que sería lo aconsejable, puede tener los dos siguientes importantes beneficios:

 

– Tendrás las sumas aseguradas de continente y contenido actualizadas, por lo que podrías evitar la existencia de infraseguro o sobreseguro y con ellos pérdidas económicas tras un siniestro o el pago de un precio más alto del que deberías.

 

– Podrías tener seguros con mejores coberturas y límites de aseguramiento, ya que las compañías de seguros adaptan los seguros continuamente a los cambios del mercado y exigencias de la sociedad, por lo que al no ser un mercado estático y al tener mucha competencia, periódicamente suelen incluir nuevas garantías con un menor precio en muchos casos, beneficios al que no te podrás acoger si te olvidas de tu seguro una vez firmado.

 

 

Recuerda “somos lupeando, nos dedicamos al asegurado,

y te ayudamos a hacer grande la letra pequeña de tu seguro”.

Ampliar información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *